placeholder
El dron que se desarrolló en la Politécnica se va perfeccionando en el Laboratorio con el aporte de los estudiantes y docentes. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

El dron que se desarrolló en la Politécnica se va perfeccionando en el Laboratorio con el aporte de los estudiantes y docentes. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

En las aulas desarrollan aplicaciones para drones

1 de febrero de 2018 14:29

Buscar soluciones para el sector productivo y la sociedad es una actividad que se desarrolla, permanentemente, en la Escuela Politécnica Nacional (EPN).

En esta institución, ubicada en el norte de Quito, los estudiantes, docentes y autoridades decidieron que el conocimiento que se imparte en sus aulas cruce el cerramiento de esta universidad.

Lo que se aprende en las 21 carreras relacionadas con ingenierías o ciencias básicas, luego se aplica en casos reales. Para esto, la Politécnica prioriza proyectos de desarrollo tecnológico para cambiar la matriz productiva e iniciativas que contribuyan a mejorar la convivencia social, refiere Alberto Celi, vicerrector de Investigación de esta universidad.

Basados en estos principios, los profesionales y estudiantes de este campus universitario, han creado máquinas para el secado de café, equipos que ayudan a pelar cocos, simuladores para rehabilitar una mano con ayuda de dispositivos, adaptadores para camiones que recolectan basura, drones con aplicaciones innovadoras y otros. “Esto mejora la producción y genera más empleo”, sostiene Celi.

En la creación de estos productos o servicios la EPN trabaja, desde el 2014, de manera centralizada desde el Vicerrectorado. Para impulsar estas iniciativas se considera que estas se ajusten a la realidad y, sobre todo, que ofrezcan ventajas nuevas.

Por ejemplo, el primer dron que fue diseñado y ensamblado en el Laboratorio de Robótica y Sistemas Inteligentes de la EPN, a diferencia de otros, puede operar en zonas elevadas de la Sierra. Este cuenta con seis hélices y seis motores. Pero ahora se requiere el desarrollo de los programas y de una cámara de fotos y video que capte la información en cualquier condición (lluvia, noche, día...).

Danilo Chávez, profesor y jefe del Laboratorio de Robótica, menciona que este proyecto aportará en el sector agrícola, en energía y en cartografía.

En el primer caso, una vez que se encuentre listo el software el equipo estará en condiciones de identificar plagas en plantaciones para que los agricultores puedan tomar medidas a tiempo.

En el sector eléctrico, con este dron se busca automatizar el control de los cables de alta tensión; en cartografía, el fin es levantar información actualizada sobre la geografía del volcán Cotopaxi. En este proceso se trabaja con los estudiantes. Ellos aportan con sus ideas mediante trabajos de tesis de pregrado y maestrías. Por esto, el plazo para la ejecución de este aparato y sus funciones no tiene plazo un plazo definido.

Este no es el único dispositivo creado. La EPN ha desarrollado vehículos aéreos no tripulados para la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE). Estos aparatos se emplean, generalmente, para la vigilancia y control.

A estas iniciativas se suman otros proyectos de innovación. Entre ellos se encuentran, el Programa de Aceleramiento del Emprendimiento Regional (REAP por sus siglas en inglés).

Con esto se busca motivar a que los proyectos de innovación se constituyan en empresa para brindar este servicio en el mercado. Para esto se trabaja en conjunto con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés).

Además, la EPN impulsa un proyecto para desarrollar ciudades inteligentes. Sang Guun Yoo, investigador y docente de informática, expresa que el propósito es que las personas puedan activar dispositivos, puertas y otros aparatos mediante ondas cerebrales, contar con parqueaderos inteligentes e interconectar los servicios. La meta es aplicar esta innovación, en un inicio, en el campus de esta universidad.

La EPN, aparte, impulsa otras iniciativas. Solo el año anterior se presentaron 58 proyectos de investigación, de estos al menos la tercera parte tiene un alto componente de innovación.

Para fomentar los proyectos de innovación e investigación en este campus universitario se cuenta con USD 4 millones de presupuesto cada año. Estos recursos son entregados por el Estado, pero además se gestiona con entidades privadas y fundaciones para obtener financiamiento extra. El año anterior, mediante este mecanismo, se obtuvieron USD 500 000.
Todo esto tiene como fin apoyar la creatividad e ingenio de quienes conforman la Politécnica.

LA EPN

12 000 estudiantes de pregrado y posgrado se forman en la Escuela Politécnica.

Las carreras de Informática, Robótica y Mecánica son las que tienen una mayor participación en el desarrollo de proyectos de innovación.

Por sus proyectos de innovación, a fines del año anterior, la institución tenía 15 patentes en trámite, una patente otorgada, 41 registros de derechos de autor y 15 marcas registradas.