placeholder
Empresa Pesquera Polar es de las principales exportadoras del país en su área de acuerdo con cifras de la Federación Ecuatoriana de Exportadores. Su planta está en Salango, Manabí. Foto: cortesía Empresa Pesquera Polar

Empresa Pesquera Polar es de las principales exportadoras del país en su área de acuerdo con cifras de la Federación Ecuatoriana de Exportadores. Su planta está en Salango, Manabí. Foto: cortesía Empresa Pesquera Polar

Las exportaciones de harina de pescado caen

7 de noviembre de 2017 16:38

Entre enero y agosto del 2017, el valor FOB de las exportaciones de harina de pescado cayó 7% en Ecuador con respecto al mismo período de 2016, al pasar de USD 96 millones a 90 millones, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Si bien el año pasado el sector registró un crecimiento de 32% y alcanzó una cifra récord de exportación: USD 158 millones FOB, la tendencia ha ido a la baja y se estima que la caída seguirá.

Iván Ontaneda, presidente del Directorio de Fedexpor, asegura que varios sectores mostraron un incremento en su producción debido a una buena temporada de pesca. Pero que no existe sostenibilidad en el tiempo. “El crecimiento es esporádico por factores exógenos, no por competitividad”.

Este es uno de los factores, aunado a los altos costos de producción, que afectan la industria de la harina de pescado. Ontaneda explica que en una economía dolarizada como la ecuatoriana producir es más costoso. Esto se suma a una falta de tecnificación y la necesidad de generar más créditos.

El vocero de Fedexpor agrega que los incentivos en los países vecinos contribuyen a que desarrollen una potente política exportadora desde hace al menos 15 años: “Nosotros en la harina de pescado nos mantenemos y luchamos por no caer, pero somos inestables en productividad”.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), la harina de pescado es el segundo producto pesquero de mayor importancia en el país. Representó 12% de las exportaciones del sector en 2016 y 1,4% de las no petroleras en el mismo año.

El sector generó USD 273 millones en 2016 en ventas totales, incluyendo exportaciones y comercialización en el mercado local.

Además, cerca de 40% de su producción abastece la industria interna de balanceados, como la camaronera.

El año pasado, las compras globales de harina de pescado ascendieron a 2,87 millones de toneladas. De estas, el principal mercado ha sido China, que alcanzó 38% de participación y calcula 59% en este año. Japón se ubicó en el segundo lugar con 12% .

Del total, Ecuador generó 4% de las exportaciones mundiales (113 740 toneladas), según la CNP.

Esto representó un crecimiento para el país y lo ubicó en el puesto nueve entre los exportadores de harina de pescado. Sin embargo, el país no se acerca a exportadores como Perú, que tuvo el 25% del mercado con 643 836 toneladas en 2016; y otros como Chile (8%) y Dinamarca (7%), Vietnam y Estados Unidos.

Bajo esa coyuntura, la caída que ha venido mostrando en el país durante 2017 preocupa al sector.

Empresa Pesquera Polar es el principal exportador de harina de pescado, con USD 27,8 millones, de acuerdo con Fedexpor. Su director, Carlos Ernesto Cacao, asegura que la caída en la producción ha sido alrededor de 40% con relación al año anterior.

Este empresario afirma que en ello influyeron las condiciones oceanográficas y climáticas de esta temporada. Cacao considera que el descenso ha sido más evidente durante el segundo semestre y calcula que la producción bajará a la mitad de la que hubo en el período anterior.

La falta de tecnificación del sector también afecta. Por ejemplo, algunas empresas aún utilizan el viejo método del secado con fuego directo, mientras que en otros países se apunta al secado con aire caliente.

En el país, las primeras empresas exportadoras de harina de pescado surgieron en la década de los años ochenta. Es un producto elaborado principalmente con peces pequeños, oleaginosos (que almacenan aceite) y huesudos, como la anchoveta. Son sometidos a etapas de cocción, prensado, secado, enfriado, molienda y envasado.

Por su alto nivel nutritivo, la harina de pescado se utiliza para la alimentación de peces y crustáceos, además de la ganadería.

El director de Pesquera Polar asegura que por la baja en la productividad y una mayor demanda interna de harina de pescado (dado el crecimiento del sector camaronero), Ecuador se convirtió en importador del producto. Cacao añade que el país ha importado de Perú cerca de 9 000 toneladas de harina de pescado.