placeholder
Antes de graduarse del colegio, José Flores Echeverría concibió el proyecto de Rebelión Ecuador. Foto: Francisco Espinoza para LÍDERES

Antes de graduarse del colegio, José Flores Echeverría concibió el proyecto de Rebelión Ecuador. Foto: Francisco Espinoza para LÍDERES

La fabricación de camisetas con identidad, el plus

30 de octubre de 2017 14:38

El dibujo de una indígena, que tiene la imagen de la laguna de Cuicocha y el volcán Cotacachi en la cabeza, es uno de los diseños de la última colección que presentó la marca Rebelión Ecuador, en septiembre pasado.

La ilustración, en color negro sobre una tela gris, muestra a una mujer a medio cuerpo llevando una carga en su espalda. Al pie tiene la leyenda Pachamama Cuidapangui Ñuna Guaguacunata (Madre Tierra cuida de nuestros hijos, en español).

La nueva colección coincidió con la reapertura del estudio de la firma, que está ubicado en la Plaza Ornamental, en Cotacachi, Imbabura, en donde se exhiben los artículos de confección artesanal.

La marca se especializa en la fabricación de camisetas. Además, produce cinturones, chompas mochilas y gorras.

“Lo que proponemos son prendas originales, pero con identidad”, explica José Flores Echeverría. Este imbabureño, de 23 años, es el ideólogo de Rebelión Ecuador, que nació en el 2012.

Para arrancar con este singular proyecto, el emprendedor necesitó inyectar un capital inicial USD de 10 000. La mayoría -7 000- provino de sus ahorros y el resto de un crédito bancario.
Los recursos los invirtió en máquinas de confección y de impresión. El taller, instalado en la casa del emprendedor, está equipado con tres máquinas de costura: una recta, otra ‘overlock’ y una más recubridora, con la que se da los acabados a estas prendas textiles.

Además, posee un pulpo, como los denominan a las estampadoras de serigrafía, de seis brazos, y una impresora para realizar imágenes de vinil textil. Igualmente ofrecen trabajos en sublimado.

En el lugar hay dos líneas: una de diseño y otra de producción. En esta última la confección de las prendas, impresión, etiquetado, revisión y empaque. La línea es dirigida por Patricia Torres, una de las tres colaboradoras de esta iniciativa. También cuenta con la cooperación de cinco familias, que en sus talleres realizan el corte y confección de las prendas.

Flores se encarga de crear las ilustraciones y modelos. Uno de los detalles que caracteriza a Rebelión Ecuador es que las prendas de cada colección tienen una producción limitada. Se fabrica hasta 20 unidades de un mismo patrón. Lo que se busca es garantizar exclusividad en cada artículo, señala Flores. También en prendas personalizadas, los diseños de los clientes los pueden plasmar en 24 horas. Igualmente resaltan los 280 tonos de telas de algodón.

Las camisetas se ofrecen en tres tallas: pequeña (P), grande (G) y extra grande (EG), que corresponden a la contextura promedio de los ecuatorianos. Hay prendas desde USD 15 hasta 40. Estas últimas son las personalizados.