placeholder
La aerolínea española Iberia cumplirá 50 años de operaciones en el Ecuador. Hasta mayo próximo ofrecerá el nuevo servicio de Turista Premium en los vuelos entre Quito y Madrid. Foto: Cortesía de Quiport

La aerolínea española Iberia cumplirá 50 años de operaciones en el Ecuador. Hasta mayo próximo ofrecerá el nuevo servicio de Turista Premium en los vuelos entre Quito y Madrid. Foto: Cortesía de Quiport

Las inversiones españolas están optimistas con el Ecuador

13 de marzo de 2018 07:18

Ecuador es atractivo para los inversionistas españoles, de acuerdo con el XI Informe de Panorama de Inversión Española en Iberoamérica, que se presentó el 1 de este mes, en la sede de Casa de América, en Madrid. En el estudio, que fue elaborado por IE Business School, participaron 105 empresas de esa nación.

De esa cantidad, 28 grandes, medianas y pequeñas compañías tienen negocios o presencia en el Ecuador y según sus respuestas prevén aumentar sus inversiones en el 2018. Las compañías entrevistadas para el estudio se dedican a actividades de turismo, telecomunicaciones, alimentación, transporte, petróleo, construcciones, entre otras.

De acuerdo con los flujos de inversión bruta publicados por el Ministerio de Economía de España, al Ecuador arribaron 1,8 millones de euros (USD 2,23 millones a la cotización actual), entre enero y septiembre del 2017. Un año antes fueron 56,8 millones de euros (USD 70,4 millones).

En el estudio del IE Business School se determinó que Ecuador está entre los nueve países de América Latina en donde los empresarios españoles tienen expectativas de aumentar sus inversiones en el 2018.

Además, la economía nacional mejoró su calificación de los inversores consultados. Pasó de 2,9 sobre cinco puntos en el 2017 a 3,08, en este año. Está entre las cinco naciones que más mejoraron su calificación después de Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia. Pero en el ranking general ocupa el duodécimo lugar.

El profesor de Economía de IE Business School, Juan Carlos Martínez, presentó los resultados de esta investigación en la sede de Casa América. Autoridades, empresarios y catedráticos de España asistieron.

Según Martínez, si bien Ecuador no es el principal destino de los capitales españoles porque su mercado es pequeño en comparación de sus vecinos, “existen muchas empresas españolas, que tienen previsto invertir más”. La expectativa, dijo, es que la situación económica y política ecuatoriana se estabilice, que son las condiciones fundamentales para atraer a los capitales.

Él señaló que la vigencia del acuerdo multipartes con la Unión Europea permitirá desarrollar más la economía ecuatoriana y mejorará la competitividad, lo que es favorable para que futuras inversiones lleguen o se incrementen.

Fréderic Martínez es director de Ventas para América Latina de Iberia. Según él, hay optimismo porque desde el segundo semestre del 2017 subió la demanda de pasajeros entre Quito y Madrid. Son seis vuelos a la semana y no descarta abrir más.

Iberia, que en abril cumplirá 50 años de operaciones en Ecuador, y Proecuador firmaron un acuerdo para promover un producto para que ejecutivos de pymes viajen a ambos lados del Atlántico. Se ofrecen bonos y ofertas.

Desde abril o mayo, en cambio, ofertará su nueva cabina Turista Premium. Antes lo hicieron en México, Colombia y Perú y “nos fue bien”. Es un producto que está a la mitad de las clases business y económica, pero en precio está más cerca de esta última. Las sillas son más anchas y con mayor reclinación, pantallas más grandes, una mejor oferta gastronómica...
Según Martínez, el mercado ecuatoriano demanda el servicio, sobre todo, entre las pymes. Serán 23 asientos en los Airbus 340-600.

José Antonio Llorente, presidente de Llorente & Cuenca, también es optimista. “Ecuador está en frente de buenas oportunidades”. En Madrid, dijo, que las inversiones que se interesan por el Ecuador llegan para el mediano y largo plazo, “por lo que requieren conocer qué ocurrirá no de aquí a un año o dos sino a más de 10”.

Su empresa quiere crecer en el país a una tasa superior al 10% anual. La oferta digital de servicios de la consultora española especializada en comunicación se amplió”. Hay un cambio radical en nuestro trabajo. La mitad de los servicios que hoy ofrecemos hace cinco años no los teníamos”.


6 países son los que más capital atraen

Gonzalo Garland, Santiago Miralles, María Luisa Poncela y José Antonio Llorente, durante la presentación del informe, en Madrid. Foto: Foto: Giovanny Astudillo / LÍDERES

Gonzalo Garland, Santiago Miralles, María Luisa Poncela y José Antonio Llorente, durante la presentación del informe, en Madrid. Foto: Foto: Giovanny Astudillo / LÍDERES


México, Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú tienen la mayor presencia de empresas con capitales españoles en América Latina, según el Informe de Panorama de Inversión Española en Iberoamérica, que fue elaborado por IE Business School.

Esos seis países concentraron el 77% de los 7 729,5 millones de euros (USD 9 584,58 millones a la cotización actual), que invirtió España en Latinoamérica durante los nueve primeros meses del año pasado, según el flujo de inversión bruta registrado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de ese país europeo.

En el estudio presentado en Madrid también se determinó que las inversiones españolas aumentarán en el 2018 en esas seis economías latinoamericanas.

Según Juan Carlos Martínez, profesor de economía de ese instituto, las perspectivas económicas en esta región son más esperanzadoras que hace un año. Puso como ejemplo que el FMI pronostica para el 2018 un mayor crecimiento frente al año pasado. “En ese sentido, no es extraño que las empresas españolas perciban una mejoría”.

En la investigación se resaltó que Perú mantiene su liderazgo en el ranking de calificación de los inversionistas ibéricos. Le siguen Chile, Colombia y México.

El embajador del Perú en España, José Antonio García Belaúnde, dice que esa visión se debe a que su país tiene 100 meses continuos de crecimiento económico y agregó que es algo inédito para muchos países de América Latina.

“Aprendimos de nuestros errores y de la década perdida en la que hubo desinversión, hiperinflación… y asumimos que esos problemas ya no se podían repetir más e identificamos que necesitábamos un Estado ordenado y una economía estable...”.

Una de las estrategias para lograrlo, asegura García Belaúnde, fue concretar acuerdos económicos con sus principales socios comerciales como Estados Unidos, Unión Europea y China.

En la actualidad, resalta que más del 90% de las relaciones comerciales internacionales peruanas están cubiertas por acuerdos. “Tenemos los instrumentos para que sea muy difícil dar marcha atrás”.

Según él, desde entonces los gobernantes peruanos han tenido sus planes, pero no alteraron las líneas maestras, que son preservar una inflación baja, mantener los niveles de reservas internacionales… “Son las bases para que la economía haya crecido”.

Por su parte, el director de Políticas Públicas y Negocio Mayorista en Latinoamérica de Telefónica, José Juan Haro, resalta la importancia de las inversiones españolas en Latinoamérica.

En el caso de su compañía, dijo que en el 2017 invirtieron más de 5 000 millones de euros (USD 6 200 millones) en América Latina y calcula que durante toda la presencia de Telefónica en la región son más 130 000 millones de euros, que se destinaron a obras civiles e infraestructura.

Para Argentina y Brasil, Martínez dice que la percepción mejora en el primer caso, porque el Gobierno busca la apertura comercial pese a las complicaciones para lograr una estabilidad económica. El segundo “se estabiliza”.

Según el estudio, el 75% de las empresas españolas que tienen presencia en Latinoamérica prevé incrementar sus inversiones en esta región durante el 2018; ese porcentaje aumenta al 82% si se consideran solo las pymes.

Martínez indica que el 85% de las 105 compañías consultadas ­estima que su facturación aumentará en los tres próximos años en Iberoamérica y el 70% prevé que sus negocios en América Latina serán superiores a los de España, en el mismo período.


Otros detalles

Las ventajas.Los empresarios españoles consultados señalan que los principales atractivos para invertir en América Latina son el mercado interno regional, una ubicación geográfica ventajosa, competitividad y acceso de libre comercio con terceros países. Acceso a materias primas y a mano de obra calificada ocupan puestos secundarios.

Los riesgos. En la investigación se identificó que los principales riesgos son el tipo de cambio, inseguridad ciudadana, inestabilidad jurídica, infraestructura, desaceleración económica e inestabilidad política. Los dos últimos pesan más en el caso ecuatoriano.

Las ciudades. Ciudad de México, Miami y Bogotá fueron consideradas por los empresarios españoles como las mejores metrópolis para ubicar sus operaciones, por aspectos como seguridad, conexión aérea, calidad de vida...

‘La inversión española aporta al desarrollo del país de destino’

La secretaria de Comercio de España, María Luisa Poncela, estuvo en la presentación del Panorama de Inversión Española en Iberoamérica. Foto: EFE

La secretaria de Comercio de España, María Luisa Poncela, estuvo en la presentación del Panorama de Inversión Española en Iberoamérica. Foto: EFE


Latinoamérica es estratégica para España desde los puntos de vista económico y político, no solo por las dimensiones culturales sino también por el aporte que representa para este país, señaló la secretaria de Comercio de España, María Luisa Poncela, durante la presentación del Panorama de Inversión Española en Iberoamérica.

Según ella, en los años 80 apenas había contadas empresas españolas que invertían en el extranjero. Pero, en la década de los 90, luego de su ingreso a la Unión Europea, “que nos exigió competir y reestructurarnos, las inversiones empezaron a salir, lo que permitió un reforzamiento de las matrices en España”.

Ella resaltó que en la inversión española en Latinoamérica aporta de la misma forma que los capitales extranjeros que llegaron a España con el ingreso a la Unión Europea. Es decir, formas de producción distintas, competencia y un trabajo más interrelacionado. “Eso incide en las empresas locales para que se adapten a una competencia internacional diferente”.

Para Poncela, los capitales españoles no son especulativos, sino que tienen un compromiso de largo recorrido, incluso en economías en crisis, los inversionistas han mantenido sus recursos y se siente parte de ese país.

Poncela dijo que las inversiones españolas no solo se orientan a producir, sino que hay firmas que acompañan a las anteriores con servicios bancarios, seguros, comunicación, legal, gestión, entre otras actividades.

“Cuando vemos el resultado en su conjunto, se identifica que la exportación española a Latinoamérica está bien, pero el mayor volumen es de inversión”. Según ella, su país representa el segundo inversionista en América Latina después de Estados Unidos.
Destacó que Brasil es la tercera economía que más invierten, luego de Estados Unidos y Reino Unido. México es la quinta y Chile ocupa el séptimo lugar.

En la actualidad, dijo Poncela, la Unión Europea tiene acuerdos con México, Chile, Centro América y el Caribe y tratados de libre comercio con Colombia, Perú y Ecuador. Además, destacó las negociaciones con el Mercosur.

“Estos acuerdos no solo tienen que mejorar el comercio de las partes sino también brindar una mayor estabilidad económica y política para ambas partes”, indicó la funcionaria. Ella destacó la renegociación del acuerdo con México para mejorar las posibilidades comerciales e incorporar cláusulas de protección de inversiones entre las naciones.