placeholder
Daniel Espinoza y Mirian Valencia enseñan los productos que se elaboran en Natural 100%, en Ambato. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Daniel Espinoza y Mirian Valencia enseñan los productos que se elaboran en Natural 100%, en Ambato. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Jabones medicinales hechos en Ambato Natural 100%

4 de julio de 2017 15:46


Un jabón medicinal elaborado a base de insumos naturales que hidratan y ayudan al cuidado de la piel, que eliminan el acné, las alergias e irritaciones o para cada tipo de piel y según sus necesidades, ahora es posible comprarlo. Natural 100% los elabora en forma artesanal en su taller ubicado en Ambato.

En cada una de las fórmulas se usan insumos naturales producidos en sus propios huertos y jardines. La avena, la leche, manzanilla, miel de abeja, la esencia de los frutos y de los pétalos de flores son la base de estos productos que no contienen químicos ni preservantes. Su centro de operaciones funciona en la ciudadela La Castellana, en Ficoa, en el suroeste de la capital de Tungurahua.

El emprendimiento familiar lo inició Mirian Valencia una experta cosmetóloga y propietaria de Piel Spa, quien hace un año, decidió emprender en el negocio. Los problemas alérgicos de su hijo motivaron a investigar para encontrar un jabón que no afecte su piel; tras varios meses de estudio lo consiguió usando productos naturales.

Pronto comenzó a usarlo toda la familia y luego ofreció a sus amigas y familiares quienes le solicitaban jabones para diversos problemas de la piel y en especial por la irritación causada por la ceniza del volcán Tungurahua. Eso la motivó a continuar indagando.

En la actualidad Natural 100% elabora sus productos para personas que sufren alergias, acné o problemas de irritación o resequedad en la piel. También, elabora jabones personalizados, para hoteles, spa o decoración. Ofrece recuerdos para bautizos, cumpleaños, matrimonios, etc.
La fragancia de las flores y esencias inundan el ambiente en su laboratorio y en el local principal de ventas. En las estanterías de color blanco se exhiben todos los productos que ofrece la micro-empresa. Hay jabones para niños con figuras como osos, payasos, monos, hipopótamos, carros, perros y más. “Eso hace divertido y placentero el baño de los niños porque a más de proteger su piel juegan”, dice Valencia.

La joven madre es graduada en cosmetología, en Colombia, e hizo un posgrado en problemas de piel, en Argentina. Tiene experiencia de 16 años en el tema, puesto que trabaja en su spa con personas que sufren con acné, manchas en la piel y alergias.

“En el mercado hay productos que no contienen lo necesario para tratar cierto tipos de piel y hay otros que son más comerciales que contienen demasiados químicos. La piel más delicada es la de los niños, especialmente con manchas y el acné”, explica Valencia.

En la actualidad tiene en producción 15 líneas en jabonería medicinal para tratar problemas del acné, manchas, piel reseca. Asimismo, las líneas relajantes, desestresantes, lavanda y maracuyá. En pieles sensibles ofrece jabones elaborados con esencia de rosas, orquídeas y otras variedades de flores y frutos cultivadas en sus jardines. Se suma la línea decorativa, infantil, hotelera y spa.

Este emprendimiento ambateño se inició en el 2016 con una inversión de USD 3 000. Los recursos se gastaron en la instalación del negocio, la producción natural de las plantas (sin uso de químicos) y el equipamiento del laboratorio. La página donde pueden consultar es www.jabonesnatural100.com

Sus productos se promocionan en ferias de Quito, Cuenca y Ambato, en su propio local. También, en ocho hoteles y spa de Quito y Ambato. Al inició las ventas no pasaban de los USD 200 mensuales, en la actualidad vende cerca de

2 000 al mes. Su intención es llegar a supermercados, farmacias y centros naturistas. Su esposo Daniel Espinoza le ayuda en el diseño e imagen del producto.

Uno de sus clientes es Primavera Hotel en el valle de Cumbayá. Esta firma trabaja hace algunos meses con Jabonería Natural 100%. Maritza Loaiza, gerenta, cuenta que en una feria los contactó porque la fragancia y la calidad le atrajeron. Y eso es del agrado de sus clientes.