placeholder
Luis Noboa Naranjo comenzó primero en el negocio del arroz. En 1947 hizo su primer envío de banano a Nueva York. Foto: LÍDERES

Luis Noboa Naranjo comenzó primero en el negocio del arroz. En 1947 hizo su primer envío de banano a Nueva York. Foto: Archivo / LÍDERES

Con 100 racimos comenzó la historia de Bananera Noboa

10 de noviembre de 2017 21:31

La historia de una de las bananeras más grandes del país, Exportadora Bananera Noboa (EBN), se comenzó a escribir en el puerto de Guayaquil, en 1947, cuando el ambateño Luis Noboa Naranjo hizo su primer envío de 100 racimos de banano de la variedad Gross Mitchel, conocida como guineo de seda, para la multinacional Standard Fruit Co, con destino a Nueva York.

El relato de ese primer embarque lo reseña Isabel Noboa, hija del difunto empresario, en el libro dedicado a su padre, ‘El Perfil de un Triunfador’.

Según el libro ‘El Banano en el Ecuador: transnacionales, modernización y subdesarrollo’, la EBN adquirió durante el auge bananero (desde 1964) el principal mercado de su historia: Bélgica, Italia, Holanda, los países nórdicos y otras naciones de Europa Occidental. Además, para esa época, sus ventas a Estados Unidos ocupaban un segundo lugar en ese mercado.

En 1995, según Isidro Romero, entonces presidente ejecutivo de la Corporación Noboa, que aglutinaba además de la bananera otros negocios agrícolas y navieros del empresario ambateño, EBN exportaba alrededor de 71 millones de cajas anuales, es decir, el 41% del banano que Ecuador le vendía al mundo. Así lo publicó EL COMERCIO.

Para 1996, la exportadora -que fue creada con el nombre de Comercio y Transporte Sociedad Anónima en 1946- era la empresa que reportaba mayores ingresos en el país y tenía el control de las haciendas bananeras más grandes de Ecuador La Clementina y La Julia, en Los Ríos. La situación es otra 20 años después: la Bananera que fundó Luis Noboa ya no exporta directamente.

Era 28 de abril de 1994 cuando Luis Noboa murió de un cáncer terminal en Nueva York y desde entonces, sus herederos estuvieron nueve años en cortes de Ecuador, Estados Unidos y Londres tratando de solucionar un lío en torno a cómo se dividirían los negocios del empresario.

Finalmente, el político Álvaro Noboa, uno de los seis hijos del magnate, se hizo del manejo de la bananera, que desde el 2005 enfrentó problemas legales con el Servicio de Rentas Internas (SRI), por glosas relacionadas al pago de impuestos. Para el 2013, Noboa perdió el control de La Clementina, que fue embargada por el SRI.

Por estos problemas, EBN dejó de hacer envíos desde el 2010. En ese año la bananera comenzó a exportar a través de otras empresas creadas por Álvaro Noboa, como Banaconti, Gitzycorp SA y Truisfruit SA.

Según datos de la Asociación de Exportadores de Banano, Truisfruit SA ha exportado este año el 4,99% de las cajas de banano que Ecuador le vende al mundo. Es la tercera, después de Dole y Reybanpac.