placeholder
Con la entrada a la Ciudad Mitad del Mundo, los turistas pueden visitar Maprae y ser parte de la exhibición de realidad aumentada. Fotos: Galo Paguay / LÍDERES

Con la entrada a la Ciudad Mitad del Mundo, los turistas pueden visitar Maprae y ser parte de la exhibición de realidad aumentada. Fotos: Galo Paguay / LÍDERES

La realidad aumentada llegó al museo

7 de febrero de 2018 07:17

Poder ver una Venus de Valdivia desde todos sus ángulos, apreciar los detalles de una tzantza y conocer decenas de objetos, que antes solo se veían en libros o láminas, es la oportunidad que ofrece el Museo de Arte Precolombino en Realidad Aumentada del Ecuador (Maprae).

Este espacio cultural es una de las iniciativas de la empresa KrearV, dedicada a desarrollar proyectos y aplicaciones de realidad virtual y aumentada. La idea surgió hace tres años y se consolidó en diciembre del 2016, primero en la isla Santa Cruz en Galápagos y hace tres meses en el complejo turístico Ciudad Mitad del Mundo, al norte de Quito.

Galápagos fue escogido como el lugar idóneo porque es el principal atractivo turístico del país y porque la gente del lugar no tiene un museo de este tipo, para poder conectarse con la historia, comenta Víctor Hugo Burbano, director ejecutivo de Maprae.

Junto con dos socios, Ivonne Torres, Grace Rosales y Salvador Ossa, se gestionaron todos los trámites para instalar el emprendimiento en la isla.

El trabajo para poner en marcha el primer Museo tomó alrededor de dos años, en los cuales se invirtieron aproximadamente USD 280 000, en el desarrollo de la tecnología y la adecuación del espacio físico. “Tuvimos que recrear los objetos en 3D para que tengan una apariencia totalmente realista”, dice Burbano.

Cuando el visitante entra a este espacio se encuentra con un concepto totalmente diferente al de los museos tradicionales. Los únicos objetos que ve el turista son los audífonos y las tablets colocadas en las salas de exhibición.

El guiado es en español o inglés, dependiendo de la opción que se elija. Los guías brindan soporte para ser parte de esta experiencia.

La muestra presenta las piezas en orden cronológico, desde las primeras culturas precolombinas hasta el imperio inca, de las regiones Costa, Sierra y Amazonía. En Galápagos se cuentan 22 objetos arqueológicos y en la Mitad del Mundo son ocho. La idea, según Burbano, es cada cierto tiempo cambiar de piezas para dar más dinamismo a la exhibición.

La atención es de lunes a domingo, en ambos locales. El precio de la entrada en Galápagos es USD 8 adultos y 4 niños.

En el caso de la Mitad del Mundo, el costo de la entrada está incluido en el boleto general. Para que Maprae funcione en este lugar, se ha brindado el apoyo al Museo para que cumpla estándares de calidad y de servicio al usuario, comenta el gerente del complejo turístico, Giovanny Camacho.

En esta sede del Museo, las visitas son masivas: llegan unos 250 turistas por día, asegura Burbano.

Los ingresos de este negocio, dependen de la temporada. La facturación mensual promedio es de USD 12 000.

Además del atractivo del uso de realidad aumentada, los turistas se deleitan con las postales de tour virtual, que usan la tecnología 360.

Este es otro de los productos de KrearV, que destaca cuatro sitios turísticos de Quito, los cuales pueden ser apreciados en un dispositivo móvil, con la instalación de una aplicación. El costo de las postales es de USD 3 cada una o las cuatro por 10.

Con todas estas innovaciones tecnológicas, Burbano afirma que busca acercar al público joven con el arte y la cultura. Actualmente, Maprae tiene programas de responsabilidad social para que estudiantes de Galápagos visiten de forma gratuita el museo.

Entre los proyectos se espera poder abrir otra sede del museo en Baños, Tungurahua.
Maprae trabaja en la representación en realidad aumentada del solitario George, la desaparecida tortuga y símbolo de Galápagos.