placeholder
Miguel Madera es el propietario de la marca 6 310. Él  muestra las prendas que ofrece a los deportistas en su tienda. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Miguel Madera es el propietario de la marca 6 310. Él muestra las prendas que ofrece a los deportistas en su tienda. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Ropa ecuatoriana para los aventureros

1 de marzo de 2017 12:23

La altura del nevado más alto del Ecuador, el Chimborazo, es de 6 310 metros sobre el nivel del mar. De ahí nace el nombre de la empresa 6 310, que se dedica a la fabricación y comercialización de equipos y ropa de montaña. Miguel Madera, su esposa y su hija llevan adelante este proyecto.

Madera practica andinismo desde los 11 años y se considera un amante de las montañas. Por eso tuvo la idea de crear ropa diseñada por un andinista, es decir, alguien que conoce las necesidades de este tipo de deporte. Por eso el eslogan de la microempresa es: “De montañeros para montañeros”.

El dueño del negocio detalla que la idea del proyecto fue confeccionar productos de calidad a precios razonables, ya que el equipo de montaña es costoso, en especial para las personas que se inician en este tipo de deportes.

La iniciativa nació hace cuatro años con ventas en el portal web Mercado Libre; luego, el 30 de noviembre del 2013 abrió su local en el norte de la capital.

El emprendedor cuenta que primero fabricó “un pantalón, camisetas y un buzo para tener acogida”. Luego expandió su línea de ropa hasta incluir en su catálogo rompevientos, pantalones cortos y otras prendas.

Madera detalla que para salir a las montañas los andinistas usan el sistema de capas en su vestimenta. “Las capas son prendas de ropa que se utilizan para mantener la temperatura del cuerpo en un estado ideal de acuerdo con el entorno”, señala el dueño de 6 310.

Entre las prendas de la primera capa, que permite transportar la humedad hacia fuera para mantenerse lo más seco posible, están buzos y pantalones. Sus precios están en alrededor de USD 22 y 24, en su orden.

La segunda capa es la térmica para mantener la temperatura del cuerpo. Ahí se hallan buzos y chompas que tienen un valor de USD 38 y 50.

Jerónimo Derkinderen, montañista de 29 años, ha comprado camisetas y chompas de la marca 6 310; él las describe como prendas de calidad y económicas. “Me gusta la marca porque es de muy buena calidad, tiene buenos cortes y sobre todo las camisetas son muy cómodas”.

La marca también ofrece equipos importados como: mosquetones, piquetas, crampones, gafas, mochilas, linternas, entre otros.

Los productos de vestir son exclusivos de fabricación y diseño nacional. Las telas son importadas debido a las características técnicas que requiere para que pueda funcionar correctamente en bajas temperaturas.

La familia de emprendedores tiene un taller donde se elabora cierto tipo de vestimenta y se apoyan en otros talleres que ayudan en la fabricación de las prendas.

Madera junto a su esposa cuentan que la inversión para sacar adelante este proyecto fue de unos USD 10 000. Estos recursos sirvieron para el equipamiento del local, decoración, insumos y artículos importados.

La microempresa usa estrategia: auspicia montañistas, corredores de montaña y eventos como carreras y competencias. De esta manera, trata de hacerse conocida en el mercado. Madera reconoce que ha sido un proceso largo porque la gente prefiere lo extranjero.

El emprendimiento tiene un promedio de ventas mensuales de USD 5 000. En el futuro el empresario piensa seguir consolidando la marca en su local y desarrollar nuevas prendas.