placeholder
Mane Silva exhibe su nueva colección Kaer en su show room que se halla en el barrio La Floresta, en Quito. Foto: Foto: Alfredo Lagla / LÍDERES

Mane Silva exhibe su nueva colección Kaer en su show room que se halla en el barrio La Floresta, en Quito. Foto: Foto: Alfredo Lagla / LÍDERES

Ropa urbana con diseños precolombinos

9 de abril de 2018 09:44

Una mezcla desde lo étnico con influencias urbanas es la nueva propuesta de Mane Silva. El concepto de la colección de esta diseñadora se enfoca en la funcionalidad de la prenda para el movimiento y está inspirada en diversas culturas ecuatorianas.

Estos diseños vanguardistas se pueden apreciar en el show room de Silva, ubicado en el taller de su casa, una estructura postcolonial en el barrio de La Floresta.

Silva, dueña y diseñadora de la marca, comenta que desde niña tuvo interés por la confección de ropa. En la Universidad San Francisco de Quito estudió una tecnología en diseño de modas y luego hizo una especialización en Italia en patronaje industrial.

Con estos conocimientos esta emprendedora inauguró en 2004 la marca de ropa que lleva su nombre. Comenzó con una línea que incluía pantalones de hombre con diseños acampanados y a cuadros; accesorios tejidos versátiles como mangas con cuello y bufandas que se coloca desde la espalda.

Estas últimas tuvieron una buena respuesta por parte del público al punto que hasta la actualidad continua con su venta realizando adaptaciones de corte y diseño según la colección vigente.

Sus productos comenzaron a exhibirse en el 2005 en la tienda Zoom Fashion House, de La Naranjilla Mecánica. En este establecimiento expuso distintas tendencias según la temporada.
Con el pasar de los años la marca incluyó otro tipo de público. Silva comenta que otra de sus actividades es la danza, este aspecto la llevo a especializarse en “ropa para el movimiento”, este concepto abarca atuendos que son aptos para entrenar en cualquier arte escénica que implica movimiento corporal. Además, realiza vestuarios para distintos tipos de danza como contemporánea o urbana.

Entre sus principales contratos destaca la Compañía Nacional de Danza para la que realizó vestuarios para funciones de estreno al igual que al grupo de danza aérea Verticálica.

Pía Molina forma parte del grupo de dancehall Fyah Bounce. Esta bailarina recalca la comodidad de las prendas al momento de ensayar y la originalidad de los diseños al utilizar tejidos tradicionales con un toque moderno.

La nueva colección se denomina Kaer. Esta línea tiene influencia urbana con toques étnicos. Para la producción se utilizaron diferentes tejidos tradicionales, fajas indígenas y diseños contemporáneos de faldas afro ecuatorianas.

Con una inversión de USD 4 000 aproximadamente esta última colección tiene 30 modelos nuevos.

Silva explica que el aspecto étnico que menciona está presente en los detalles de sus confecciones. Puede visibilizarse en estampados sublimados de diseños precolombinos en ‘hoddies’ o símbolos indígenas adaptados a nuevas formas visuales en la línea de faldas.
La colección ofrece una amplia combinación de colores y presenta el elemento del cotraste en negro en varias prendas.

La ropa se comercializa en distintos puntos de venta en colectivos de artistas como La Libertina y Artesanía Urbana. En estos locales se encuentra una selección de: tops, bikinis, blusas, sacos, pantalones, ‘hoodies’, faldas, entre otros.

La marca participó por cinco años consecutivos en la feria Texturas, Colores y Sabores, organizado por la Agencia de Promoción Económica Con Quito y el año pasado fue invitada al desfile Contrastes organizado por la Fundación Reina de Quito.

Para esta marca uno de los elementos más importantes de su producción es que su ropa está afuera de la lógica industrial. “Este factor contribuye al medio ambiente y crea una concientización del consumo”, explica la diseñadora de origen chileno.

La promoción de la colección busca nuevos mecanismos para darse a conocer en el mercado. Silva realiza difusión con un spot de la marca a través de video danza. Este producto en el que trabajó como directora y coreógrafa se encuentra disponible en la página web del negocio.

Otros detalles

El ‘show room Es abierto al público bajo previa cita con Mane SIlva.
En la colección. Las prendas más vendidos para esta marca son las bufandas, alforjas, faldas, ‘hoodies’ en diferentes corte y diseño.

Los precios.  Pueden ir entre USD 25 a 30 bividís y camiseta de hombre, pantalones de USD 45 a 60, faldas de USD 65 a 85, ‘hoodies’ entre USD 85. Además, se realizan vestidos de alta costura bajo pedido.

El lanzamiento de la última colección incluyó una remodelación de la página web para exhibir un ‘spot’ de video danza en www.manesilva.com