placeholder
Fotos: Cortesía Coface y archivo particular Celebrando la Navidad con su esposa Carolina y sus hijos (izq.). En una conferencia organizada en 2017 por Asobanca. Abajo, en una de las capacitaciones al personal de Coface.

Sánchez en una conferencia organizada en 2017 por Asobanca.Foto: Archivo particular

El talento para las finanzas lo llevó a México

9 de enero de 2018 06:34

El 22 de diciembre del 2017 fue el último día en que Pedro Sánchez Saá, economista quiteño de 39 años, pasó su jornada laboral en las oficinas de la multinacional francesa de seguros comerciales, Coface, en el norte Quito.

Ese viernes, su agenda estuvo copada por despedidas, brindis navideño, llamadas, etc. Era su último día como gerente general de Coface en Ecuador, y dejaba con nostalgia el cargo que ocupó desde junio del 2015.

La nostalgia se mezcló con emoción, reconoce Sánchez, pues su partida se debe a que, desde hoy, es el gerente comercial en las oficinas de México, en donde Coface tiene sus oficinas regionales.

En ese cargo controlará la operación comercial de México, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Brasil.

“Me voy a encargar de que se cumplan metas de ventas y presupuestos, también voy a ver ventas de nuevos productos, renovación de portafolio existente con clientes actuales e iniciativas de marketing”, puntualiza.

Dejar Quito no fue una decisión sencilla, cuenta Sánchez, quien asegura que su familia es lo más importante. “Es lo que llena mi vida”, comenta con emoción.

Antes de aceptar la propuesta, que recibió en julio del 2017, analizó a fondo lo que implicaría llegar a un país ajeno con su esposa, Carolina Cevallos, y sus tres hijos pequeños: Isabela, de 9 años; Pedro José, de 6; y Juan Pablo, de 3.

Al final, el apoyo de la familia le dio la seguridad de aceptar este reto.“Voy a extrañar al resto de mi familia, amigos y a Quito, su clima, la cercanía de todo. La comida ecuatoriana también, un cebiche, una fritada”, comenta.

Su mejor amigo desde los 5 años, Felipe Burneo, dice que este ascenso no es casualidad en la vida de su amigo. Los dos estudiaron juntos en la escuela, colegio y universidad, y Burneo dice que hay algo que nunca cambió en Sánchez: la entrega a sus tareas.

“Siempre fue muy buen alumno, muy dedicado. En el colegio estaba siempre al tanto de cuestiones económicas que al resto aún no nos interesaba”, recuerda.

A pesar de la nostalgia, Sánchez espera disfrutar esta experiencia profesional y de vida. “Uno tiene que enfocarse en todo lo bueno del país al que llega, no solo en lo bueno que extraña del país que deja”, dice.

La gerencia comercial en México es su primer cargo regional en una carrera profesional que comenzó a los 22 años, cuando aún no se graduaba de economista en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y un profesor de la Facultad de Economía lo llevó a trabajar en la Prefectura de Pichincha.

Desde entonces, Sánchez pasó por varias escuelas que lo prepararon para llegar a este punto. “Todo trabajo es una escuela, toda experiencia también lo es”.

Haber formado parte de Emprende, una de las primeras incubadoras de emprendimientos en Quito, es una de esas experiencias que resalta como aprendizaje.

Hay otros dos hitos. Uno es el del 2005, cuando entró a Mutualista Pichincha como gerente de Productos Financieros. Ahí adquirió su primera experiencia en manejo gerencial.

El segundo es su llegada a Diners Club Ecuador, en donde trabajó como gerente comercial desde el 2011. Sánchez asegura que fortaleció sus aptitudes relacionadas al área comercial, que le ayudaron a ser tomado en cuenta más tarde para ocupar un cargo comercial en Coface México.

De su etapa en Diners destaca la constante capacitación por parte de la empresa. “Tuve un diplomado en gerencia comercial pagado por la empresa y cursos de desarrollo de habilidades gerenciales todos los años”, menciona.

Esa idea de que la capacitación al personal es clave para obtener mejores resultados en una organización la llevó como gerente general a Coface. “Primero lo primero”, dice Sánchez, quien practica la natación para obtener ideas.

Apenas llegó al cargo implementó un programa de coaching para el desarrollo de habilidades gerenciales en su equipo.

Alejandra Alarcón, gerenta comercial en Coface Ecuador, destaca que ese fue uno de los principales cambios que instauró Sánchez en su paso por la empresa. “Hubo un cambio muy importante. Se notaba que se preocupaba mucho por el desarrollo de los colaboradores y llegó mucho a la gente”, .

Sánchez también trabajó en estrategias para mejorar la comunicación de cada departamento, y la imagen externa para posicionar la marca Coface como líder de opinión en temas económicos. Su paso por las oficinas de la empresa en Ecuador coincidió con la crisis económica del país, pero a pesar de ello, la empresa tuvo ganancias en esos años.

Su CV

Formación.Estudió la primaria y secundaria en el Colegio SEK, de Quito.

Economía.Su título de economista lo obtuvo en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Además, tiene un MBA en dirección de empresas por la Universidad de Palermo.

Carrera.Ha trabajado desde el 2005 en el sector financiero en entidades como Mutualista Pichincha, Diners Club y Coface.