Los seguros de vida son los más demandados del mercado, seguido por las pólizas de vehículos. Foto: Cortesía Liberty Seguros.

Los seguros de vida son los más demandados del mercado, seguido por las pólizas de vehículos. Foto: Cortesía Liberty Seguros.

Patricia González
y Carolina Enríquez 
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Pago de siniestros en seguros se incrementó 50% hasta mayo

1 de julio del 2021 

La pandemia del covid-19 continúa causando estragos económicos en el mercado de seguros, que durante los primeros cinco meses del año incrementó la cifra de siniestros pagados en 50%, en comparación a iguales meses del año anterior, cuando recién comenzaba la emergencia. 

“Desde que se declara la pandemia en marzo 2020, el sector asegurador se ve enfrentado a una gran demanda de indemnizaciones, principalmente por fallecidos, frente a una reducción importante en los ingresos”, explica Patricio Salas, presidente de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (Fedeseg).

Los seguros de vida han atendido en el país más de 10 000 casos de fallecidos relacionados con covid-19 y las indemnizaciones causadas directas o indirectamente por la pandemia suman al momento más de USD 150 millones, según datos del gremio. Esto ha servido “para pagar deudas de casas o tarjetas de crédito, así como para dar algo de estabilidad financiera en el futuro al grupo cercano al fallecido”, explica Salas.

Si bien el impacto de la siniestralidad ha sido significativo, Vida Colectiva se mantiene como el ramo más demandado en el mercado, con una participación en ventas del 24,6% y un crecimiento hasta mayo en primas netas de 1,6%, según cifras de la Fedeseg.

El representante de la Federación señala que dentro de este segmento, el seguro de desgravamen para créditos bancarios tiene un peso importante: “Esto es un buen termómetro de la potencial reactivación económica”.

Otro segmento que ha mantenido su demanda durante la pandemia es el de asistencia médica. Salas aclara que aunque se observa un decrecimiento en las primas netas acumuladas hasta mayo del 5,1%, al hacer un análisis anualizado (mayo 2020 - mayo 2021) hay un crecimiento mínimo del 0,3%, con tendencia a crecer. La cobertura de gastos médicos también la ofrecen en el país las empresas de medicina prepagada.

Made with Flourish

Vehículos es el segundo ramo de mayor importancia en participación de ventas (19,1%). Esteban Sánchez, gerente general de Liberty Seguros, considera que este segmento ha mejorado su desempeño durante este año, tras el levantamiento de las restricciones de circulación impuestas para evitar la propagación del virus, a esto se añade que el año pasado la incertidumbre sobre la situación económica en los hogares era mayor por lo que se priorizó el presupuesto en otros gastos.

“Se ha notado un cambio en la tendencia, fruto de la reactivación de la industria automotriz, lo que es beneficioso para la economía en general”, añade el presidente la Fedeseg. No obstante, el segmento continuaba en decrecimiento en el monto de primas emitidas hasta mayo, en comparación a los primeros cinco meses del 2021.

Como consecuencia de la situación económica que atraviesa el país, reflejada en una disminución de inversión en obras públicas, el tipo de póliza que ha tenido la mayor caída este año (18,8%) es ramos técnicos, que cubre los riesgos de daños de maquinarias en contratistas, explica Salas.

Otro tipo de riesgos de menor relevancia en la totalidad de las ventas, por el contrario, han tenido un crecimiento inusitado. Fue el caso de Bancos e Instituciones Financieras (BBB), que ha subido un 74,4% en primas hasta mayo. Este ramo cubre riesgos cibernéticos, entre otros. Sonia Vizcaíno, gerenta nacional de Seguros de Vida y Asistencia Médica del bróker Tecniseguros, explica que este riesgo creció a escala mundial a raíz de la pandemia.

“Las personas pasaron a teletrabajo, a requerir mayores herramientas electrónicas, a hacer más transacciones vía web y esto ha provocado que este ramo se mueva positivamente”, detalla.

El gerente de Liberty Seguros considera que el primer semestre fue complicado: “Nos ha puesto a prueba porque el hecho de que la gente ha empezado a vacunarse crea una falsa seguridad”.

Para Félix Sálame, presidente de Hispana de Seguros, la recuperación aún es “leve” y no avanzará más rápido sin una “vacunación contundente”. Esta firma ganó participación en el primer semestre en el ramo de incendios, logrando abarcar mayor cantidad de bienes públicos y privados.

Aunque existe una tendencia de mejoría en varios rubros, los resultados a mayo de la industria, con pérdidas de USD 23 millones, demuestran que el pago de siniestros, vinculados principalmente a la pandemia, siguen causando un efecto negativo en la rentabilidad del mercado asegurador. La Fedeseg estima que recién en 2023 se volverá a las cifras del 2019.

El segundo semestre se vislumbra con mayor dinamismo. “Con el cambio de Gobierno hay una sensación en general en el país de esperanza, eso permite a las empresas empezar a invertir con un poco más de seguridad. Los seguros nos vamos a ver beneficiados”, subraya la representante de Tecniseguros.

Salas advierte que la vacunación será determinante para consolidar la reactivación económica y reducir la mortalidad excedente, que afecta a la industria.

La futura liquidación de Seguros Sucre, anunciada recientemente, generará probablemente una contracción en el volumen de primas del mercado, aclara el presidente de Fedeseg, porque “algunas empresas participarán de manera transparente en las licitaciones y obtendrán la adjudicación de dichos seguros por su mayor esfuerzo, que en ciertos casos representa mejores costos”.

Made with Flourish


   Sucre enfrentó en 2020 "contingentes" que la impactaron 

En 9,7% cayó el monto de las pólizas de Seguros Sucre entre mayo de 2020 e igual lapso del 2021. Así lo muestra un informe de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (Fedeseg).

Estos resultados se alcanzaron 15 días antes que el presidente Guillermo Lasso, a través del Decreto 82, ordenara al directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN) que, en la Junta General de Accionistas de la aseguradora, resuelva la liquidación “voluntaria” de la compañía.

Lasso señaló que la empresa ha sido un foco de corrupción durante los últimos 14 años, por lo que es necesario tomar la decisión. Por otro lado está la situación económica que registra la aseguradora.

Fedeseg explica que, si se comparan datos de mayo del 2021 frente a igual lapso del 2020, “se aprecia un deterioro importante en los resultados por un incremento enorme en los indicadores de gestión técnica, provocado por su exposición a siniestros en el ramo de seguros de vida”. La siniestralidad pasó del 42% al 144%; aumentaron los montos por siniestros pagados (48%) y costo de siniestros (28%).

Por otro lado, la Memoria institucional de la CFN del 2020 indica que los resultados de Sucre se vieron afectados por una serie de “contingentes” durante ese año de pandemia. Si bien los activos crecieron 1% a finales de ese año frente al 2019, también lo hicieron los pasivos en 4%; redujeron tanto el patrimonio como las inversiones.

La aseguradora registró USD 282,6 millones en primas emitidas en el 2020; es decir, una participación de mercado del 17%, indica la Memoria. La empresa cuenta con pólizas importantes, entre las que están las de Petroecuador, Corporación Eléctrica Ecuatoriana (Celec), Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) y el Ministerio de Defensa.
En medio de este escenario debe actuar la CFN, principal accionista de Sucre, según consta en la Superintendencia de Compañías.

Lasso pidió que como parte del proceso se nombre un liquidador que no tenga o haya tenido vínculos con la firma y se dé el cese de nuevos negocios, emisión, extensión y/o renovación de pólizas”. Los organismos del Ejecutivo se abstendrán de contratar, bajo ninguna modalidad, con Sucre.

En el Decreto también se establece que el directorio de la CFN deberá “informar mensualmente” al Ejecutivo, los avances que se haga sobre este tema.

Fedesg señaló que, al momento, no conoce en qué parte se encuentra el proceso. La CFN respondió a LÍDERES que, tomando en cuenta los lineamientos del Decreto, esta “deberá esperar que primero se conforme su Directorio, para que dentro de la sesión correspondiente se ejecute lo ordenado por el Señor Presidente Constitucional de la República”.

Andrés Ojeda, abogado en derecho corporativo, explica que liquidaciones de este tipo implican procesos que toman largo tiempo.

Una liquidación voluntaria, detalla, quiere decir que la decisión de los propietarios del capital accionario de una empresa tomaron la determinación de dar los pasos para el fin de una compañía.

Durante el proceso las pólizas seguirán vigentes hasta su culminación, explica Ojeda. A esto, Fedeseg agrega que, según las normas que regulan los procesos de liquidación, sea voluntaria o forzosa, los contratos vigentes se mantendrán con plenos derechos (y obligaciones) hasta el vencimiento de estos; es decir, la compañía asumirá los siniestros, realizará cobros de primas, etc.

Made with Flourish