Los pasos a seguir son válidos para los emprendimientos por necesidad o por oportunidad. Es indispensable contar con un equipo de trabajo sólido. Foto: Archivo

Los pasos a seguir son válidos para los emprendimientos por necesidad o por oportunidad. Es indispensable contar con un equipo de trabajo sólido. Foto: Archivo

Lizette Abril
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Un negocio viable se basa en tres factores

30 de mayo de 2022 15:21

Para consolidar un negocio es importante conocer el mercado y realizar pruebas de los productos

Gran parte de los emprendimientos que funcionan en Ecuador atraviesan por un proceso largo y complejo, hasta convertirse en iniciativas viables y sostenibles en el tiempo.

Los negocios que cumplen con estos parámetros son los llamados a inscribirse en la segunda edición de Apuesta Ecuador, que es una iniciativa de EL COMERCIO y Revista Líderes.

Esta iniciativa tiene el aval de la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI). Pero, ¿cuándo es un negocio viable? El principal paso es hacer un proceso de validación de mercado. Es decir, haber resuelto de forma innovadora las necesidades de los consumidores en cualquier tipo de industria.

Para Luis Alcívar, coordinador de Emprendimientos de la AEI, uno de los principales factores por los que cierran las empresas en el Ecuador, es que se enfocan en iniciativas que el mercado no necesita. Los otros son la falta de acceso a financiamiento y no contar con los recursos para desarrollar el proyecto.

Según el experto, antes de empezar un emprendimiento lo más importante es “empatizar” con el consumidor y vivir la problemática del cliente. Actualmente, muchos de los emprendedores abren negocios con base en sus conocimientos.

Es decir, desarrollan productos que podrían ser innovadores para ellos, pero cuando los sacan al mercado no se pueden vender porque solo se enfocaron en su solución.

El segundo paso es hacer una prueba rápida y económica de la aceptación que tenga el producto. En ese punto, luego de determinar la oportunidad en el mercado, hay que diseñar un insumo que resuelva la necesidad de la sociedad.

Para eso, dice Alcívar, no se necesita realizar una inversión fuerte sino comenzar a validar y tener nichos pequeños en los que se puede llegar en el menor tiempo posible.

La tercera etapa es aprender del mercado e ir ajustando el producto, para luego trasladarlo a segmentos o niveles más grandes.

Una vez que eso ocurra, se puede decir que el negocio está consolidado y se ha vuelto viable.
En ese momento, el emprendedor debe empezar a pensar en los mecanismos de financiamiento para expandir su modelo de negocio.

En este camino, de forma transversal, se debe conformar un equipo multidisciplinario que permita desarrollar esos planes piloto y productos mínimos viables, pero que también tenga la capacidad técnica para levantar los recursos necesarios para mantener el negocio a flote y crecer.

Según Alcívar, estos pasos se deben seguir en cualquier tipo de negocio que se abra, ya sea por necesidad u oportunidad. Por lo general, en los casos de emprendimientos que se abren solo por necesidad no se realiza el pilotaje de mercado, y esa es una de las razones por las cuales en su mayoría no pasan los dos primeros años de vida.

Lo óptimo, asegura, sería que el emprendedor que tiene una iniciativa pudiese empezar a determinar oportunidades para generar más desarrollo e impacto económico.

Finalmente, el tiempo que debe transcurrir para que un negocio sea viable depende de cómo se realicen estos primeros pasos.

La sugerencia es que el proceso de validación del negocio tome el menor tiempo posible antes de salir a probar, porque entre más se demora más costoso resultará para el emprendedor. Si su negocio cumple con estas características, puede postular hasta el 17 de junio para ser parte de Apuesta Ecuador y lograr un incentivo económico y mentorías de expertos.