placeholder
El gerente general de Solubles Instantáneos, Jorge Salcedo, muestra el producto que elabora su compañía, asentada en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

El gerente general de Solubles Instantáneos, Jorge Salcedo, muestra el producto que elabora su compañía, asentada en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Esta empresa de café planea diversificar sus productos

19 de julio de 2017 15:01

Solubles Instantáneos tiene previsto lanzar un nuevo producto al mercado. La empresa, dedicada 57 años a la fabricación de café , innovará este año en la preparación de un café descafeinado, explica el gerente general Jorge Salcedo.

Con este producto pretende llegar a un nicho especial: aquellas personas que son intolerantes o sensibles a la cafeína. Es un sector pequeño , dice Salcedo, pero considera que hay la demanda suficiente y que su industria necesita diversificar la oferta.

Actualmente la empresa elabora dos tipos de café: en polvo o también llamado atomizado y el liofilizado, para el cual se utiliza un sistema más sofisticado.

Para el último caso, el café se lo tuesta, se muele y luego su extracto es deshidratado a través de una máquina de última tecnología que mide casi 20 metros de alto.

Ambos productos son exportados en envases de 50 gramos a Perú. También exportan café a granel; para esto lo envuelven en una bolsa, la sellan y la colocan en una caja de cartón de 25 kilos. Este segundo tipo de exportación lo hacen a Japón, Corea del Sur, Taiwán, Turquía, Inglaterra, Italia, España y República Dominicana.

Según Guillermo Arosemena, Export Manager de Café Solubles, al año están exportando entre 900 y 1 000 toneladas de café en polvo.

El nuevo producto que prevén sacarlo a finales de este año, dice Arosemena, será vendido a nivel nacional. Posteriormente, podrían exportarlo a granel. Enviarlo envasado al exterior aún no está en sus planes.

Competir en el mercado internacional con otros tipos de café descafeinados no es tan sencillo, para la industria. “Podemos tener un buen producto, quizás un buen precio, pero el envase que utilizamos no es el más atractivo, sobretodo para un mercado exigente. No solo es el tema de distribución y mercadeo es el tema de insumos”, dice Arosemena.

Según los empresarios, no hay variedad en la oferta envases de vidrio, tres o cuatro modelos a nivel nacional. Solicitar la fabricación de un modelo nuevo y garantizar la compra de algunos miles de frascos les resultaría sumamente costoso. Por ello, apuestan primero a la venta en el mercado nacional.